Reflexiones

El gozo de dar

Seguramente algunos de vosotros recordaréis el post que publiqué este verano sobre la iniciativa de unos niños, para recaudar dinero para los niños necesitados: Juegos altruistas de verano, una forma de dar su tiempo y parte de su verano.

Pues bien, estos niños que organizaron su tiendecita con pulseras que ellos mismos hacían, juguetes que ya no usaban, objetos donados por los vecinos y cosas por el estilo, consiguieron recaudar 131,68 €, lo cual a los padres les pareció una cantidad considerable.

Pero una vez los niños regresaron al colegio, ese dinero se tenía que donar a alguna organización que se dedicara a dar bienestar de los más pequeños. Esto planteó un pequeño dilema, ¿a quién donarlo? Las propias familias llamaron a diferentes ayuntamientos de los alrededores y ninguno supo dirigirlos hacia algún organismo local que trabajara en pro de los niños menos favorecidos, como habría sido el deseo en un principio. Así que optaron por buscar una organización fuera de los límites de sus poblaciones. Comenzaron unos días de indagaciones. Finalmente, una periodista local les sugirió un par de organizaciones de las características que buscaban, y se decidieron por la organización PAYASOSPITAL.

https://www.payasospital.org/

Y, ¿por qué? ¿Qué mejor que dar alegría a los niños hospitalizados? ¿Qué mejor que unos adultos con una nariz roja de payaso te dediquen su tiempo? El tiempo es lo más valioso del mundo. ¿Qué mejor que una donación que haces para los niños, consuele y arranque una sonrisa también a los padres?

Se decidió que habían encontrado la organización perfecta. Contactaron para saber cómo podían hacer llegar su humilde contribución y finalmente la iniciativa de los niños quedó concluida para ellos.

Ahora, todos sabemos que gracias a pequeñas iniciativas como la de estos niños, otras criaturas, tal vez en este mismo momento, estén siendo visitados por los alegres payasos, y tanto ellos como sus padres, aunque sea por unos momentos, recuperen la alegría de lo maravilloso que es vivir.

Si plantas un grano de maíz, recogerás mazorcas con muchos granos

Ha sido una contribución económica muy modesta, pero el tiempo empleado en ello muy valioso. Aunque modesta, como dice el refrán, “todo grano hace granero” y si alguno de esos granos se siembran, podemos tener un granero bien lleno. Por lo que desde aquí animo a que los papis cuenten esta experiencia a sus hijos, y tal vez en las próximas vacaciones, los niños encuentren la manera de dar y llevar alegría a otros seres.

Mis felicitaciones para los niños, para sus padres y sobre todo para PAYASOSPITAL por su maravillosa labor.

Gracias, gracias, gracias.

Si te ha gustado mi post, ¡compártelo!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

¿Te está gustando mi blog? ¡Compártelo con el mundo!