publicar
Manual de escritura

¿Quieres ser escritor / empezar a escribir? (21) – Publicar

Publicar nuestra obra

Después de todas las semanas que hemos estado aprendiendo y/o repasando cómo empezar a escribir, las técnicas de planteamiento de las historias y los personajes, las descripciones, los diferentes estilos y temáticas, etc. Ahora llega el momento de publicar nuestra historia, y para ello tenemos todavía muchos detalles a tener en cuenta y diferentes opciones, según los objetivos que nos marquemos.

Publicar a través de editoriales

La más clásica y evidente, y que ya hemos tratado en alguna de las semanas, es enviar el manuscrito a las editoriales. Escribir una sinopsis atractiva, una carta de presentación  personalizada a la persona que ha de leerla, adjuntar nuestra novela… y esperar para tener suerte. Las editoriales reciben diariamente muchísimos manuscritos, por lo que su presentación y primeros capítulos serán importantísimos para llamar su atención.

Otra de las opciones dentro del mundo editorial más clásico, y que también hemos tratado aquí, es presentar tu escrito a un concurso literario cuyo premio sea la publicación del mismo. Sería un gran triunfo para ti y tu novela, sin duda, pero también tendrás que competir duramente por conseguirlo, ya que muchos escritores se dedican exclusivamente a los concursos. Sin embargo, la publicidad y promoción que conseguirás será muy grande.

Ambas opciones dependen de otras personas y otros medios para que tu novela vea la luz. Estoy convencida que muchos de vosotros lo conseguiréis, muchos de los escritos que tenéis son muy buenos. Pero también debéis tener en cuenta que ciertas editoriales son pequeñas, piden dinero para publicarte, te pueden prometer una promoción que se puede cumplir (o no). Tenéis que tener mucho cuidado con ellos, puesto que se alimentan de las ilusiones de muchos escritores noveles. Si os pasa, no os debéis desanimar, todo supone un aprendizaje. Lo importante es que no dejéis de escribir y de plasmar vuestros sentimientos y vuestros pensamientos en palabras. La creatividad y el talento se trabaja y se entrena cada día, a pesar de surgir de nuestro interior.

Autopublicación

Ahora hablemos de otras opciones de publicación, y es “Autopublicarse”, es decir, publicarnos nosotros mismos. Tenemos diferentes opciones para dar a conocer nuestros textos, uno de ellos online, a través de un blog como el que estáis leyendo, y otro es a través de empresas y/o de herramientas online, como la que ofrece Kindle de Amazon, a través de la web de KDP.

Crear un blog supone algunos pasos, pero es barato y puedes llegar a muchas personas de todo el mundo. Más tarde puedes monetizar tus textos, solo para personas que se inscriban o que paguen, pero si quieres llegar a más personas es recomendable dejarlo público y utilizar las herramientas SEO para mejorar en los resultados de los buscadores. Puedes pagar por un nombre propio (dominio) y un hosting propio (alojamiento) para tener tu marca, lo cual es muy importante como imagen de escritor profesional. También hay servidores para alojar blogs de forma gratuita, que puedes utilizar igualmente. 

A la hora de diseñar, puedes encontrar plantillas para personalizarlas a tu gusto, a tu temática, a tu estilo, con tus imágenes, etc. Después, utiliza tus redes sociales para promocionar tus textos, hacer publicidad, llegar a más personas, grupos de literatura, escritores, etc. Eso sí, debes comprometerte a escribir periódicamente en el blog para mantener la fidelidad de tus lectores. No importa la periodicidad, siempre que la mantengas (semanal, quincenal, etc.). Puedes publicar tu novela por capítulos, facilitar la descarga en pdf, escribir textos cortos que luego te sirvan para un tomo mayor en papel, etc.

Si no te apañas mucho con el ordenador y con estas herramientas, puedes contar con un colaborador que corrija y maquete tus textos, actualice la web técnicamente, la tenga al día en cuanto a comentarios, utilice las herramientas adecuadas de palabras clave, lectura adecuada, imágenes y todo lo que necesites.

Publicar en papel

Por lo que respecta a publicar en papel existen diferentes opciones. Os voy a hablar de dos.

Existen muchas empresas de auto publicación, en España está funcionando súper bien Círculo rojo, pues no solo edita los libros, además organiza presentaciones y certámenes espectaculares, con la ventaja de que tiene distribuidores en algunos países de América y sigue abriendo mercados. Os dejo un enlace para que podáis conocerlos un poco:

La otra opción es a través de KDP, los pasos a seguir son muy sencillos e intuitivos, pero es necesario crear una cuenta de Amazon y dejar tus datos para comenzar.

A partir de ahí, en el apartado “Biblioteca”, empezamos a darle vida a nuestra criatura editorial. Empezamos por el título, subtítulo, autor, colaboradores, una sinopsis o resumen, palabras clave y categorías en la que quieres incluir tu obra. 

A continuación debes configurar el formato: tamaño, tipo de papel, tipo de portada, adjuntar el manuscrito en pdf, adjuntar la portada (si la tienes) o crear una a través del creador de portadas y, por último, revisar en previsualización si está todo correcto, que esté dentro de los márgenes, si se respetan las medidas, los tipos de letra, y todo lo que kdp te vaya indicando.

El último paso será poner precio a tu obra y el mercado en el que principalmente se va a vender. Aunque a priori parece algo complicado, repetimos que es muy intuitivo y disfrutas de páginas de ayuda en todo momento. Además, puedes enlazar también para publicar el libro en digital (ebook) para dispositivos móviles tipo kindle, lectores, tablets y teléfonos móviles o celulares.

En unos días de revisión tendrás listo tu ejemplar para pedir tus copias de revisión o promocionar su venta entre todos tus contactos. 

Características del libro a tener en cuenta:

Hay ciertas características básicas que necesitas tener en cuenta a la hora de diseñar tu libro:

  • Tamaño: es importante decidir el tamaño que quieres para tu libro. Un tamaño manejable suele ser de 140 x 216 mm (5,5 x 8,5 pulgadas). De ello dependerá luego el diseño de todo lo demás.
  • Diseño exterior:

Portada: debe ser llamativa, que tenga una imagen bonita y atractiva a la vista, aunque sea un dibujo abstracto, pero que llame la atención. Se puede encargar a un diseñador, escoger una imagen libre de derechos, o una imagen propia.

Título: cuando escribes la historia, tú ya tienes el título en la cabeza. Frecuentemente puede coincidir con otras publicaciones, ser original a veces es complicado en este apartado. Lo importante, a la hora del diseño, es que quede bien claro, a la vista, y con un tipo de letra legible y adecuada al tema. Por ejemplo, un cuento puede ser un tipo de letra más curvada, más artística, pero un libro de narrativa u otro tipo de texto, necesita un tipo de letra más seria.

Contraportada: lo habitual suele ser una sinopsis (ya lo tratamos hace unas semanas) y además la imagen del autor, una pequeña reseña biográfica, etc.

  • Diseño interior: el diseño interior puede variar mucho, depende de si quieres que sea más legible para personas de visión más reducida (aproximadamente unas 26 líneas en el tamaño que hemos hablado), o si prefieres que entren más líneas, siempre con una alineación “justificada”.

El interlineado y el tamaño de letra juegan un papel fundamental. Para los textos en papel se suelen utilizar fuentes seriff, es decir, con remates (tipo Times o similar).

Puedes incluir imágenes relacionadas con el texto o que separen los capítulos. También puedes utilizar elementos gráficos que aclaren la historia, como mapas del lugar o árboles genealógicos, dependerá del tipo de texto. A un texto de cuento le funciona mejor la imagen que a una novela. En una biografía, las fotos antiguas le serán de gran utilidad.

  • Maquetación y montaje: las primeras páginas suelen tener una copia de la portada, una página con el título y el autor, una reseña biográfica del autor con sus datos y sus publicaciones. Puedes incluir una página de cortesía para facilitar una posible firma, también una dedicatoria especial o una cita de otro libro/autor. Si tiene capítulos puedes incluir un índice… Hay muchas formas de iniciar la historia, así como de terminarla, con datos de la impresión, fechas, etc. Recuerda numerar las páginas para servir de referencia, y si necesitas presentar la historia con un prólogo o finalizar con un epílogo, hazlo. Lo importante es no dejar la historia “desnuda”, sino vestirla con un buen traje.

Y ESTO ES LO MÁS IMPORTANTE: Guarda todo cada vez que vayas escribiendo en el procesador de textos, nunca sabes cuándo se puede apagar por error, tener un fallo en la red eléctrica o un colapso en el pc. Puedes leer, releer y modificar cada texto y cada capítulo cuantas veces necesites, pero ve guardando cada poco tiempo para evitar pérdidas que pueden ser muy graves. Y, eso si, al finalizar haz una copia en formato .PDF para imprimir en papel, subir a la red, subir a KDP, etc. 

Como ves, tienes muchas cosas en las que pensar para “montar” tu propio libro, y muchas opciones para dar a conocer tus textos y depende, en parte, de cual sea tu objetivo al escribir: su premiación, su venta a gran escala, su difusión o su venta en pequeños círculos en el que funcione el boca a boca. No dejes de hacerlo si te apetece, a lo mejor, basta con dejarlo como legado a tus familiares, estarán muy orgullosos de tenerlo y, además…

¡Seguro que serán un éxito!

Nos vemos en lo últimos ejercicios sobre publicar tu obra.

Gracias por vuestra atención.

Si te ha gustado mi post, ¡compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Te está gustando mi blog? ¡Compártelo con el mundo!