escribir
Manual de escritura

¿Quieres ser escritor / empezar a escribir? (8)

Escribir MICRO RELATOS

Los micro relatos, como bien dice su nomenclatura, son relatos ínfimos en cuanto a palabras. Es decir, escribir y contar una historia con el menos número de palabras posible, entre aproximadamente de cinco a doscientas. Normalmente, para ser diestro en este arte literario, se recomienda que crees un relato y después comiences a quitarle todo aquello que sobra. Esto sería, prescindir de todas aquellas palabras que no alteran el final o la impresión que deseamos dejar en la mente de la persona.

EJERCICIO MENTAL

Puesto que estamos entre escritores, vamos a plantearnos el ejercicio mental de imaginar. Por ejemplo, en este tiempo turbulento que estamos viviendo, los motivos que puede tener alguien para emigrar de su país.

¿Ya?

Pues analicemos ahora el micro relato de Luis Felipe Lomeni titulado ‘El emigrante‘:

El emigrante.
– ¿Olvidó usted algo?
– Ojalá.

¿Te das cuenta? ¡Es brutal! En solo cuatro palabras más el título, te deja ese desazón en el corazón, a cada cual el suyo propio: Ojalá pudiera olvidar el hambre de mi país, la situación política, la persecución religiosa, mi pareja infiel… Cada cual tendrá sus propios “ojalá”.

Tengo que reconocer aquí que, con los micros relatos me sucede lo mismo que con la paella (plato de arroz típico de mi región), que te podría escribir la receta y explicar cómo hacerla, pero que la he guisado muy pocas veces. Me gusta más degustarla que guisarla, y con los micros relatos lo mismo. Me gusta más analizarlos, pues este es un género que, al igual que la poesía, tienes que tomarte tiempo para pensarlos, para sentirlos y no los puedes leer de corrido.

Como vemos, pues, en el micro relato se trata de decir lo máximo posible a la mente del lector con un número mínimo de palabras. Para ello, nos tenemos que apostillar de ciertos recursos como es el usar el título para aclarar el texto. Para que lo entendamos, en el texto que hemos leído de Luis Felipe, al texto le da la fuerza su título. Intenta buscar otro título que no sea “El emigrante”, para ese texto y verás cómo pierde la fuerza. Inténtalo.

Libros de micro relatos

Existen grandes textos que están formados por micro relatos, en consecución, uno tras otro. Un ejemplo sobresaliente de esto es el primer libro de la Biblia, el Génesis. Repara en el primer versículo, no importa que seas creyente o no, lo que queremos analizar es el impacto del escrito:

En el principio Dios creó los cielos y la tierra

En solo diez palabras de nuestro idioma nos dice que los cielos y la tierra tuvieron un principio, es decir, que a partir de ese momento comienza algo, que existen muchos cielos y una sola tierra, que existe un creador…

El versículo 9 nos dice. “Que las aguas debajo de los cielos se reúnan en un mismo lugar y aparezca lo seco, y llegó a ser así”. Por lo que entendemos que nuestro planeta, en un principio, estaba todo cubierto de agua.

El autor de este libro, se supone que Moisés, fue juntando pequeños relatos para montar una historia (la creación).

Si quieres dedicarte a estos pequeños escritos, elige un tema, digamos que semanal, y todos los días escribe al menos dos mini relatos en relación al tema.

Elipsis

¿De qué se trata esta palabra? De escribir un relato corto y después aún lo recortes más, hasta que quede solo lo indispensable.

Veamos un ejemplo muy ilustrativo de lo que hemos tratado hasta aquí. Esta narración de la autora Nerea Martinez Romero, que se titula.

ME QUEDABA SIN OXÍGENO

Me quedaba sin oxígeno, tenía que hacer algo y rápido, se me acaba el tiempo y no podía dejar la investigación a medias, desconecté algunos cables y conecté otros, abrí la compuerta que tenía sobre mi cabeza y salí nadando lo más rápido que pude, vi algunos tiburones mientras salía a la superficie, pero ninguno me atrapó para cenarme ese día, “supongo que son de esos que comen plantas” pensé. Llegué nadando exhausta hasta la orilla de la isla, sin poder levantarme y más débil que nunca cuando de repente… ¿Qué era ese ruido que tenía metido en el subconsciente? Finalmente me acordé, es lunes, son las 7:30 y debo de ir a la escuela, ya continuaré esta noche con mi sueño.

Este pequeño relato en sí, entra dentro de los cánones del micro relato y cuenta con otro añadido que aún no hemos comentado, el de sorprender, el de que nada es lo que parece, el de impactar. Pero además de mostrarte cómo esta joven autora ha jugado a escribir un final inesperado, quiero tomar este texto para “podarlo” y que quede aún más reducido. De eta forma veremos cómo todo el sentido cae sobre el título:

ME QUEDABA SIN OXÍGENO

Llegué nadando exhausta hasta la orilla de la isla, sin poder levantarme y más débil que nunca cuando de repente… ¿Qué era ese ruido que tenía metido en el subconsciente? Finalmente me acordé, es lunes, son las 7:30 y debo de ir a la escuela, ya continuaré esta noche con mi sueño.

Relee este pequeño relato. Verás que el título le da mucha fuerza y el final es impactante, nos saca de una realidad para sumergirnos en otra. ¿Cuál es la verdadera?

Otro final impactante es el de Ana Maria Matute

MÚSICA

Las dos hijas del Gran Compositor -seis y siete años- estaban acostumbradas al silencio. En la casa no debía oírse ni un ruido, porque papá trabajaba. Andaban de puntillas, en zapatillas, y sólo a ráfagas, el silencio se rompía con las notas del piano de papá.  Y otra vez silencio. Un día, la puerta del estudio quedó mal cerrada, y la más pequeña de las niñas se acercó sigilosamente a la rendija; pudo ver cómo papá, a ratos, se inclinaba sobre un papel, y anotaba lago. La niña más pequeña corrió entonces en busca de su hermana mayor. Y gritó, gritó por primera vez en tanto silencio: -¡La música de papá, no te la creas…! ¡Se la inventa!

Simplemente magistral.

LOS PROTAGONISTAS

Si el nombre del protagonista forma parte del título, o tal vez si usas un arquetipo, puedes reducir en algunas palabras tu texto. Por ejemplo, si titulas “El fantasma azul” ya no tienes que repetirlo en el texto. O si usas figuras recurrentes como “El hombre del saco”, “Jaimito”, “El coche fantástico” etc. no tendrás que describirlos en el texto.

RECOPILAMOS:

1º Utiliza el título para dar fuerza al relato.

2º Sorprende al lector con un final inesperado.

3º Utiliza personajes, conocidos o recurrentes.

Ahora vayamos a las hojas de ejercicios y pongámonos manos a la obra para escribir.


Si quieres recibir los ejercicios debes de solicitarlo en

lolacampa001@gmail.com

Para consultar entregas anteriores, consulta en:

https://www.lolacampos.com/category/manual-de-escritura

Espero que disfrutes con ellos gracias por tu atención.

Si te ha gustado mi post, ¡compártelo!

2 Comentarios

    • admin

      Estimado Pablo, mi consejo es que si deseas escribir, lo hagas cada día, que vayas formándote y mejorando y perfilando tu estilo. Seguro que encuentras cómo publicarlo en redes sociales, en grupos de escritura y/o literatura. Mucho ánimo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Te está gustando mi blog? ¡Compártelo con el mundo!