ludopatía
Reflexiones

Juegos de azar: actividad inocente o ludopatía

Antes de hablar sobre la ludopatía, hablemos de los juegos de azar. Una definición de los juegos de azar dice así: “Juego organizado que se basa en la suerte más que en la habilidad o la inteligencia de los participantes”.

https://www.lexico.com/es/definicion/juego_de_azar

Seguramente esa definición la sabemos todos por simple observación. Todos hemos participado alguna vez en los juegos de azar, bien sea en lugares habituales de juego, como los casinos, salas de bingo, casas de apuestas, o porque después de una sobremesa un día de fiesta hemos organizado una partida de naipes.

Recuerdo que una vez fui convidada a una comida en una casa particular, por una organización benéfica, donde se hablaron que cosas provechosas para ayudar a los demás. Después de la comida, los asistentes organizaron una sesión de bingo donde apostaban apenas céntimos, que al final nadie se llevaba a su casa, si no que se donaba al fondo de la asociación.

Bonito ¿verdad? E inocente.

¿Son los juegos de azar un entretenimiento inocente?

Si bien los juegos de azar han formado parte de la vida cotidiana de todo el mundo, en todas las civilizaciones, durante toda la historia, no por ello están exentos de peligros y algunos que comienzan con el juego de manera inocente, terminan convertidos en LUDÓPATAS.

La Asociación Americana de Psicología (APA) incluyó la ludopatía en 1980 en el manual de diagnóstico de trastornos mentales en su tercera edición (DSM-III) pasando a especificar los síntomas del trastorno:

  1. Preocupación. El sujeto tiene pensamientos frecuentes sobre experiencias relacionadas con el juego, ya sean presentes, pasadas o producto de la fantasía.
  2. Tolerancia. Como en el caso de la tolerancia a las drogas, el sujeto requiere apuestas mayores o más frecuentes para experimentar la misma emoción.
  3. Abstinencia. Inquietud o irritabilidad asociada con los intentos de dejar o reducir el juego.
  4. Evasión. El sujeto juega para mejorar su estado de ánimo o evadirse de los problemas.
  5. Revancha. El sujeto intenta recuperar las pérdidas del juego con más juego.
  6. Mentiras. El sujeto intenta ocultar las cantidades destinadas al juego mintiendo a su familia, amigos o terapeutas.
  7. Pérdida del control. La persona ha intentado sin éxito reducir el juego.
  8. Actos ilegales. La persona ha violado la ley para obtener dinero para el juego o recuperar las pérdidas.
  9. Arriesgar relaciones significativas. La persona continúa jugando a pesar de que ello suponga arriesgar o perder una relación, empleo u otra oportunidad significativa.
  10. Recurso a ajenos. La persona recurre a la familia, amigos o a terceros para obtener asistencia financiera como consecuencia del juego.

Si el juego produce tales trastornos, ¿por qué siguen jugando?

Por qué siguen jugando

Entendámoslo. La ludopatía es una enfermedad adictiva, según algunas pruebas que se han realizado. Entre los hallazgos más destacados se encuentran los que demuestran que este tipo de personas suelen tener ciertas carencias de norepinefrina y de serotonina. El juego hace que suban sus parámetros de estas sustancias, como se demostró en el estudio llevado a cabo por Harvart Medical School Division on Addictions.

En dicho estudio, se utilizó una técnica parecida a la resonancia magnética nuclear (MNRf), técnica de neuroimagen. Simularon las condiciones de un casino y los participantes estaban expuestos a ganar o perder. Se demostró, según el Doctor Hans Breiter, que las recompensas en metálico en un ambiente que reproduce el del casino o sala de juego produce una activación cerebral similar a la que experimenta un adicto a la cocaína cuando recibe una dosis.

Solo este dato debería ser suficiente para que entendamos que estamos frente a una enfermedad (ludopatía) y no es un vicio o maldad de la persona. Por lo tanto, tenemos que buscar ayuda profesional, lo cual no siempre es fácil, por la poca formación que existe referente al tema.

¿Y si no quiere dejarlo?

Esta es una pregunta a la que se enfrentan muchos familiares de tanto ludópatas, alcohólicos, drogodependientes etc. La respuesta la tienen que dar los propios implicados.

Si tú sabes que es una enfermedad y quien lo padece sabe que es una enfermedad, pero lo niega y no quiere recibir tratamiento, puedes optar por dos circunstancias: sentirte libre de seguir conviviendo con el enfermo, aunque nunca nunca debes facilitarle las circunstancias para que juegue; o bien puedes decidir apartarte y que cada cual haga la vida que considere más conveniente. Nadie es dueño de nadie, pero tampoco nadie es esclavo de nadie, y cada cual llevará su propia carga de responsabilidad (Gálatas 6: 5)

Problemas relacionados con la ludopatía

Suele ser frecuente que la persona enferma gaste todos sus recursos y comience a pedir prestado a familiares u amigos, incluso a empresas financieras. Puede que llegue el momento en que realice pequeños hurtos. También llega a mentir para controlar todas estas actividades, puesto que nunca puede justificar a un familiar o amigo el pedirle dinero porque ha perdido en el juego y quiere jugarse su dinero para ganar.

Todas estas actividades paralelas hacen que se padezca depresión, ansiedad con posibles problemas cardiacos, trastornos por déficit de atención etc.

¿Qué clase de tratamiento reciben los ludópatas?

Respuesta nada fácil, pues dependerá de cuantos problemas estén relacionados con la adicción al juego.

Además de tratamiento psiquiátrico, grupos de apoyo o consejeros personales, terapia cognitivo-conductual, etc. En farmacología parece ser que la paroxetina está dando muestras de ser eficaz, así como la administración continuada de Litio y el Nalmefeno, que es un antagonista de los opiáceos.

Todo esto debe de darnos la perspectiva visual de que estamos ante un problema descomunal que requiere unos conocimientos que no solemos tener, por lo que la mejor solución es acudir al especialista.

La época de esconder que tenemos alguien afectado por una ludopatía en casa, como si fuera un pecado, ha pasado. Tenemos que vencer los estigmas sociales y enfrentarnos a esta clase de problemas. Esto requiere mucha energía, no la gastemos intentando disculparnos con nadie, empleémosla en ayudar a nuestro ser querido, y naturalicemos los problemas que son comunes. Se calcula que más del 14% de la población tiene problemas con el juego o algún tipo de ludopatía.

Experiencias desgarradoras causadas por la ludopatía

Todos conocemos o hemos oído hablar de alguien que derrochó su hacienda en el juego, que malgastó hasta lo que debía de ser la herencia de sus hijos para jugar, de alguien que se vio volcado a los hurtos o robos.

Pero la historia más desgarradora es la de una mujer que después de perder todo en el juego, se prostituyó para poder conseguir el dinero con el que jugar, lo hizo hasta con sus propios vecinos.

Ella se dio cuenta de lo mal que estaba cuando algunos de sus clientes la acompañaban a la casa del juego esperando a que perdiera, para que ella les vendiera sus servicios.

Gracias a este tipo de experiencias y de que algunos pacientes hayan sido lo suficientemente valientes para contarlo, podemos entender las dimensiones de estos problemas.

Yo no soy experta, mi única pretensión es sacudir conciencias, para que podamos hablar de nuestros problemas sin temer ser estigmatizado por ello, y que si crees que tú o alguien a tu alrededor tiene ese problema, no lo sufra en silencio y se atreva a buscar ayuda.

Aquí encontraras información al respecto:

https://jugarbien.es/contenido/adiccion-al-juego

Aquí encontraras el test “TEST DE SOGS” que te mostrara en qué nivel estas

https://jugarbien.es/test/que-tal-juego-yo-cuestionario-sogs

Y si ya has tomado conciencia de tu problema y has decidido poner soluciones, a través del siguiente enlace podrás conocer los que es la “Autoprohibición”. Se trata de una de las medidas que puede tomar una persona que reconoce su adicción al juego en España. Es la solicitud de incorporación al Registro de Interdicciones del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Una vez aprobada esta solicitud, es la propia administración y las empresas las que impedirán el acceso a las salas físicas o portales en internet donde se lleve a cabo el juego.

Gracias por tu atención!

Si te ha gustado mi post, ¡compártelo!
error

¿Te está gustando mi blog? ¡Compártelo con el mundo!