quien educa a nuestros hijos
Reflexiones

¿Quién educa a nuestros hijos?

Quién educa a nuestros hijos es la pregunta de hoy en día. Todos sabemos que en la mayoría de países los jóvenes se enfrentan a muchos problemas de diversas formas: falta de educación, falta de alimento, falta de medicinas, etc. Pero en los países industrializados creo que al problema más grande que se enfrentan los hijos y que, queriendo o sin querer, los padres somos quienes contribuimos a ello son la falta de valores y de moralidad.

¿Por qué somos responsables los padres?

Porque a fuerza de tratar de encajar en este mundo variopinto terminamos por aceptarlo todo, y si no explicamos los pormenores nuestros hijos pueden pensar que eso es normal y bueno. Para que comprendamos lo que quiero decir, voy a poner un ejemplo y con este ejemplo no estoy juzgando a nadie, sólo pretendo que seamos capaces de tratar de pensar cómo algo puede afectar la mente de un joven.

Aunque parezca mentira

Aunque parezca mentira, hace un tiempo un escritor presentó un libro en el que daba a entender que todos sin excepción somos, o deseamos ser, infieles a nuestros cónyuges. Y puesto que esto era así, parece ser que se tenía que aceptar normalmente. O al menos eso es lo que el escritor en cuestión parecía trasmitir a través de sus entrevistas.

Pausemos aquí un momento y pensemos, meditemos tranquilamente. ¿Tal vez nosotras hayamos tenido algún sentimiento parecido? Sí, se trata de saber lo que has sentido tú en algún momento para ver si lo podemos normalizar. ¿He deseado yo tener una relación extra marital? ¿Es normal ese deseo? ¿Debería darle rienda suelta, o debería reprimirlo?

¿Reprimirlo…?

¿Reprimirlo? Tal vez pienses que esa palabra es tabú. Pero sin que juzguemos a nadie, ni menospreciemos a nadie, pensemos en los peligros de normalizarlo todo sin poner ciertos filtros o sin razonar con nuestros hijos.

Porque si aceptamos que aquellas apetencias que tenga una gran mayoría de las personas son normales y, por consiguiente, se tienen que satisfacer y normalizar sin filtros, piensa, ¿alguna vez te has enfadado tanto que has deseado hacer daño a alguien? ¿Tal vez has deseado matar a alguien? Es decir, si muchas personas en algún momento de su vida sienten deseos de matar a alguien….

¡Ah, ya sé! Estás diciendo, “pero esos es actuar en contra de otra persona“. ¿Y si la otra persona estuviera de acuerdo en que la mataras? Existen juegos de rol que conducen a la muerte.

Si un jovencit@ de 11 o 12 años estuviera de acuerdo en tener relaciones sexuales con un adulto, ¿éste sería un pederasta? Y si fuera con alguien de su edad, ¿sería apropiado? Si unas personas mantienen relaciones sexuales, pero no hay embarazo, ¿se pueden romper porque el dolor emocional no cuenta?

quien educa a nuestros hijos: responsabilidad emocional y moral

Algunas autoridades, bien sean padres, políticos o médicos, animan a los jóvenes al uso de preservativos para evitar el embarazo y punto. Es decir, a evitar aquello que sea una responsabilidad física y tangible, pero ¿qué sucede con la responsabilidad emocional y moral?

Mucha información, poca formación

Ciertas fuentes consultadas opinan que los jóvenes tienen demasiada información, pero poca formación y educación adecuada.

Cuentan con la información, pero no con la formación y educación sexual adecuada, dicen varios expertos en la materia, que perciben una relajación preocupantea la hora del uso del preservativo.

En mi país ya se está vacunando a las niñas antes de los 12 años en contra del papiloma humano porque según algunas fuentes afecta al 14% de la población femenina.

¿Quién debe formar?

Quien educa a nuestros hijos: los niños deben aprender a decir no

La formación de nuestros hijos es nuestra responsabilidad y por desgracia la mayoría no sabemos cómo tratar ciertos temas. Enseñar a los más pequeños a que digan NO, que se nieguen, incluso a que griten, y si es preciso pataleen y se defiendan si alguien, aunque sea un familiar, pretende tocarlos indebidamente es nuestra responsabilidad.

Pero como sabemos que no sabemos, tenemos que saber que tenemos que aprender y que buscar ayuda. Hoy gracias a internet podemos aprender de casi todo y encontrar toda clase de profesionales. Para que lo sepas, en internet es donde nuestros hijos aprenden la mayoría de las cosas que saben, pero tal vez en lugares equivocados, con las personas equivocadas, con vocabulario equivocado.

Influencer

L@s influencer son personas que más o menos han conseguido de alguna forma destacar dentro de las redes sociales, hecho del que se valen las marcas comerciales, para promocionar sus productos.

¿Es esto incorrecto por parte de las marcas o de l@s influencer? ¡NO!

Lo realmente malo es que nuestros hijos no conozcan o entiendan cómo funciona el mundo del marketing y piensen que realmente le recomienda esas zapatillas, ese labial, ese “lo que sea” porque le gusta, cuando la realidad es que está recibiendo una contraprestación por ello.

El vocabulario vulgar de algunos vídeos

Otra forma de fomentar los valores es hablando correctamente. Por desgracia, muchos videos que tienen como audiencia los públicos juveniles, usan palabras vulgares soeces y mal sonantes que nuestros hijos almacenarán de manera inconsciente en su mente. Se acostumbrarán a pensar en esas palabras, algún día las dirán en el colegio, después se harán habituales en ellos y hasta las permitiréis en casa.

Finalmente, serán jóvenes que se expresarán de manera incorrecta, por no decir que serán groseros, ejemplo que se ve en muchos eventos deportivos, sobre todo en fútbol, así que vigila el habla de los comentadores de los vídeos que ven tus hijos. Tal vez sería oportuno que les mandaras un correo diciendo que no dejas a tu hijo ver sus vídeos por esa razón y puede que rectifique siendo un beneficio para muchos.

Juegos adictivos y otros hábitos

Otro asunto a lo que prestar atención es a los juegos adictivos, algo muy difícil unas veces, porque algunos educadores no los controlamos y no sabemos de qué van. Otras veces porque no pocos padres están también enganchados a algún juego y entonces no lo ven tan grave.

Algo parecido pasa con quienes tienen costumbre de frecuentar los prostíbulos, que consideran normal que sus hijos lo hagan e incluso lo fomentan. (Yo tuve un compañero de trabajo que para su 15 cumpleaños su padre lo llevo a un prostíbulo). 

Los padres que beben tienen asimilado que algún día sus hijos llegarán borrachos a casa. Los padres que fuman llega el día que invitan a fumar al hijo, etc.

Tú eres el espejo

Tú eres el espejo donde tu hijo tiene que reflejarse, y por eso tienes que ser un poquito mejor cada día. No importa los defectos que hasta hoy tengamos, cuanto más mejoremos nosotros en todos los aspectos mejores serán nuestros hijos.

Presta atención a esta amonestación aunque no seas creyente, se encuentra en Mateo 22:39 “Tienes que amar al prójimo como a ti mismo“. Es decir, para que ames a tu prójimo y el prójimo más cercano que tienes es tu hijo  tienes que amarte a ti mismo.

Tienes que amar al prójimo como a ti mismo

Mateo 22:39

Así pues, si quieres tener un hijo saludable, tú tienes que tener hábitos saludables que trasmitir. Si quieres que hable bien, esfuérzate por hacerlo tú. Si quieres que sea un buen estudiante demuéstrale que aprecias su esfuerzo, ayúdalo en lo que él no pueda, facilítale las herramientas que necesite. Si quieres que sea un buen cónyuge, un buen trabajador, un buen deportista, un buen cantante, un buen lo que sea, ponle el ejemplo, o dale las herramientas oportunas. 

Que se mire en ti

Claro está, para ser un espejo, alguien se tiene que mirar. Si tu hijo se pasa el día en el colegio, hace las tareas escolares en su habitación lejos de la familia, luego se conecta a las redes sociales, y los fines de semana quiere estar con los amigos, evidentemente no tiene tiempo literal para mirarse en ti. Por eso tienes que ser quien educa a nuestros hijos.

Aprender de los errores

Cuando yo era madre joven, en una charla sobre las drogas, un padre se quejaba de que había trabajado mucho, que a su hijo no le había faltado de nada, incluso tenían un bonito chalet para los fines de semana donde acudían con los amigos.

quien educa a nuestros hijos: responsabilidad de los padres

El error de este buen padre es que pensó que dando muchas cosas a su hijo su hijo sería mejor. Su hijo lo único que percibía era que tener muchas cosas lo hacía sentir por encima de los demás, tenía mejor coche, mejor casa, mejor chalet, pero no recibía valores porque su padre era ausente. Los fines de semana en el chalet se dedicaba a recibir amigos con los que bebía y jugaba a las cartas, mientras su hijo estaba por allí, en otra parte de la casa con los amigos, supuestamente bien, pero sin relacionarse con los adultos.  

¿Recuerdas cuando en la época del apartheid  se separaba a unas personas de otras, aunque estuvieran en la misma sala? No podían compartir el mismo espacio. Vale, vale, ya sé que ese ejemplo es una exageración, pero es un error muy común separar a los jóvenes de los adultos, incluso excluirlos de nuestros juegos, en las reuniones familiares, negándoles así el privilegio de compartir nuestras conversaciones y poder mirarse en nuestros espejos.

No estamos solos

Cierto es que la educación de nuestros hijos no tiene fin y cada vez nos presenta retos más difíciles, pero también es cierto que no estamos solos, cada día surgen más organizaciones de toda clase donde poder acudir. Lo más importante es que tengas las cosa claras y que actúes según tus circunstancias y si necesitas ayuda pídela.

Para educar a un niño hace falta la tribu entera

Proverbio africano

Podemos responder así a la respuesta inicial: quién educa a nuestros hijos. Pues bien, no sólo padres, sino también abuelos, tíos, educadores, médicos, políticos deportistas, empresarios, y sobre todo medios de comunicación, tenemos que estar para educar a los niños en valores y moralidad y protegerlos de cualquier mal que pueda acecharles.

Un juego que está causando gran alarma

Si bien no quería hablar de ningún juego, entre otras cosa porque no entiendo, voy a nombrar Fortnite porque según he leído tiene 130 millones de usuarios, que me parecen muchos, porque atrae a estafadores y acosadores. Además de que las autoridades académicas están preocupadas por este en concreto, os copio una reseña.

quien educa a nuestros hijos: fortnite

“‘Fortnite’ es un juego que consiste en un mapa donde los jugadores intentan que los demás mueran antes que ellos. Pero no es un juego propiamente violento. En parte gracias a sus colores llamativos, bailes divertidos y personajes que recuerdan a los dibujos animados. Aunque no son estos factores lo que preocupan al profesorado de algunos colegios. En el juego las partidas son cortas, normalmente de unos 20 minutos. Eso alienta a los jugadores probar suerte una y otra vez, lo que al final puede llegar a causar adicción. Un problema que la OMS ya reconoce como enfermedad.

En la carta realizada por el profesorado del colegio de Málaga se recogen algunas de las conclusiones de la comunidad educativa respecto a ‘Fortnite’. Comentan que llevan un tiempo observando a su alumnado de Secundaria y el último ciclo de Primaria y “han detectado un deterioro significativo en el rendimiento académico y en sus relaciones con sus iguales“. Un juego de moda que está arrasando entre pequeños y mayores, pese a que como comentan su temática no es especialmente novedosa.

La educación de los hijos es un gran reto, me gustaría saber ¿cuáles han sido o son los tuyos? ¿Cómo los has solucionado? ¿Qué buena idea nos puedes compartir? ¿Quién crees que educa a nuestros hijos?

Gracias por tu atención

Si te ha gustado mi post, ¡compártelo!
error

¿Te está gustando mi blog? ¡Compártelo con el mundo!